Cuidado con las mochilas


Si colocas la mochila sólo sobre un hombro provocas una posición forzada de la columna vertebral que puede llegar a convertirse en una escoliosis dorsal o lumbar.

Coloca la mochila sobre los dos hombros y, si es muy pesada, llévala sobre el pecho no sobre la espalda.