Yo reciclo... ¿y tú?