Baloncesto precolombino




Se considera que el baloncesto proviene de uno de los juegos más antiguos conocidos. Ya era practicado por los mayas, indígenas americanos precolombinos.

Algunos historiadores consideran que se jugaba ya 3500 años antes de Cristo y recientes investigaciones arqueológicas han determinado que 1500 años antes de Cristo se construyeron lugares para su práctica. 


Se le denominaba tlachtli en lengua nahuatl, pok-a-pok en maya y taladzi en zapoteca y era practicado con un sentido religioso por las antiguas civilizaciones precolombinas de la zona de México. 



El tlachtli utilizaba una bola maciza de caucho, a la que se debía golpear, y lo hacían fundamentalmente, con muslos y caderas. 




Se cree que los ganadores eran decapitados como ofrenda a los dioses. Una de las mejores construcciones de este tipo de estadios, se encuentra en Chichen Itzá, en la península de Yucatán (México)