Plan de Consumo de Frutas y Verduras en las Escuelas: Segunda Entrega 2017


Clica sobre la imagen si deseas ampliarla

La Estrella Polar señala siempre el Norte. Aprende a identificarla en el cielo.


La Estrella Polar es la estrella visible del hemisferio norte más cercana al punto hacia el que se dirige el eje de la Tierra, señalando de manera aproximada la situación del polo norte celeste. La Estrella Polar ha sido utilizada por los navegantes a través de la historia.

Si se observa regularmente y a lo largo del año el cielo Norte, se puede observar que todas las constelaciones giran en torno a una zona, y hay una estrella cuya posición relativa es constante. Esa estrella es la Estrella Polar.

Nuestra Estrella Polar actual es la estrella α de la constelación de la Osa Menor, conocida como Polaris o Cynosura. Actualmente, Polaris no se encuentra exactamente en el Polo Norte celeste, sino aproximadamente a 1 grado de éste.

Para localizar la estrella Polar en el cielo, basta con prolongar la línea que determinan las estrellas Merak y Dubhe, dos estrellas de la Osa Mayor, encontrándose la Estrella Polar a una distancia equivalente a unas 5 veces la distancia de separación de las dos estrellas mencionadas, tal y como se ve en el gráfico:



video


Los aros olímpicos, símbolo de PAZ



El ROJO representa a los pueblos americanos: AMÉRICA
El NEGRO representa a los pueblos africanos: ÁFRICA
El AZUL representa a los pueblos de OCEANÍA
El AMARILLO representa a los pueblos asiáticos: ASIA
El VERDE representa a los pueblos europeos: EUROPA

Observa cómo todos los aros están entrelazados
simbolizando la unión de todos los pueblos de la Tierra.


La dieta mediterránea en "Sabor a Málaga"

CALENDARIO DE FRUTAS DE TEMPORADA


CALENDARIO DE VERDURAS Y HORTALIZAS DE TEMPORADA


El atletismo y sus especialidades


Miguel de la Quadra-Salcedo y su récord mundial en lanzamiento de jabalina




Miguel de la Quadra-Salcedo fue, entre sus múltiples facetas de aventurero y deportista, un atleta de alto nivel que destacó en todos los lanzamientos y en 1956 llegó a batir el récord mundial de jabalina, aunque nunca fue homologado.


Lo había logrado «a la española», con una técnica giratoria nunca vista, similar a la del lanzamiento de disco, que consistía en sustituir la carrera de aproximación a la línea por un movimiento rotatorio sobre sí mismo antes de soltar el instrumento a la manera de un discóbolo, aprovechando la fuerza centrífuga para alcanzar largas distancias.

La introducción del nuevo estilo abrigaba el ambicioso objetivo de ganar honores y medallas en los Juegos Olímpicos de Melbourne 1956 en Australia, pero una presentación prematura de la técnica dio al traste con el sueño olímpico, porque obligó a la Federación Internacional a cambiar las normas.





El 12 de octubre de 1956, mes y medio antes de los Juegos, De la Quadra-Salcedo participó en un encuentro Francia-España en el estadio "Jean Bouin" de París. Con la ayuda del palankari (lanzador de barra vasca) Félix Erausquin, había adaptado esta técnica al lanzamiento de jabalina y batió por 20 metros el récord mundial, cuando la plusmarca rondaba los 80 metros.

Provisto de cubo, jabón y esponja, el atleta madrileño enjabonó a conciencia la jabalina, se instaló junto a la línea que delimita la zona de lanzamiento y, en lugar de correr con el dardo en ristre, giró sobre sí mismo para deslizar el artefacto sobre su brazo derecho: 83,43 metros, a sólo 23 centímetros del récord mundial del polaco Janusz Sidlo.

Los medios de comunicación se hicieron eco de lo ocurrido y la técnica fue utilizada por atletas de todo el mundo. El campeón noruego Egil Danielsen lanzó 93,70 metros, el alemán Leopold Mayer 88,30, el finlandés Raimo Mikkila 86,70, todos por encima del récord mundial de Sidlo.





El estilo «a la española» produjo algunos heridos, según la prensa de la época, y la Federación Internacional de Atletismo nunca homologó aquella plusmarca; además, modificó el reglamento y dispuso que durante toda la secuencia del lanzamiento la jabalina no podría estar en ningún momento orientada hacia el público. De la Quadra siempre se consideró víctima de una injusticia, por entender que nunca antes se había modificado el reglamento para anular una marca con carácter retroactivo.


Como atleta perteneció al club Real Madrid y consiguió nueve títulos de campeón de España, siempre en lanzamientos: seis en disco, dos en peso y uno en martillo.

De la Quadra participó en los Juegos Olímpicos de Roma 1960 en Italia después de haberse imbuido del espíritu olímpico viajando a la antigua Olimpia desde Pamplona -donde se crió el deportista y reportero madrileño- a bordo de una moto Vespa. Cuando dejó el atletismo, De la Quadra había batido 14 récords nacionales en lanzamiento de peso, disco y martillo.

Dick Fosbury en las Olimpiadas de México en 1968


Richard Fosbury fue campeón en los Juegos Olímpicos de México 1968 y se hizo famoso por utilizar una nueva técnica para pasar por encima del listón, que posteriormente han aplicado casi todos los saltadores y que se conoce como Fosbury Flop. Mucha gente que no lo había visto antes se sorprendió al ver la técnica que Fosbury utilizaba y se sorprendió mucho más cuando ganó la medalla de oro olímpica, estableciendo un récord olímpico con 2.24 m. y la mejor marca mundial del año. Por esta época, el récord mundial estaba en poder del soviético Valery Brumel, con 2.28 m., desde 1963, usando la vieja técnica de rodillo ventral. Aunque Dick Fosbury nunca pudo saltar esa altura, y aunque había muchos escépticos que ponían en duda la efectividad del nuevo método, esta técnica ganó rápidamente popularidad y en los años siguientes cada vez más saltadores, hombres y mujeres, lo aplicaron. Hoy en día todos los saltadores de altura de élite emplean el Fosbury Flop y su mayor eficacia está totalmente demostrada.

video